XVIII PUNTO DE ENCUENTRO CIVE

CELEBRADO EL DIA 9 DE JUNIO DE 2018 EN ARANJUEZ

            El día 9 de Junio de 2018, celebramos el XVIII Punto de Encuentro del Círculo de Veteranos en Aranjuez. El total de asistentes fueron 165 personas: de Treto: 23, de Castellet: 19, de Madrid: 47, de Aranjuez: 51, de la Carolina: 20, y 5 invitados. Quedamos todos en la puerta de la iglesia de San Antonio, en la plaza Mariblanca, para celebrar una misa en memoria de los socios fallecidos en el último año y al salir nos hicimos una foto de grupo, que será portada en la próxima revista de Octubre.

            Después, en dos grupos, hicimos una visita al Palacio Real y terminada ésta dimos un buen paseo por los jardines hasta el museo de Falúas, donde vimos las embarcaciones que usaba la realeza para recorrer el río Tajo.

            Finalizada la visita volvimos andando al restaurante Delicias, donde la alcaldesa de Aranjuez, Doña Cristina Moreno, nos dirigió unas palabras de bienvenida y al terminar, el Presidente del CIVE, Francisco Alburquerque, hizo lo mismo. También nos honró con su presencia el Presidente de Robert Bosch Iberia, Don Javier González Pareja acompañado de su esposa. Asimismo, el hijo del Fundador de Femsa y socio del CIVE Don Bruno Caprile y su esposa. Por parte de Fábrica Aranjuez asistieron, como invitados, Doña Patricia Villota y Don Jesús Boyano.

            Para no demorar el comienzo de la comida, se acordó que el resto de invitados hablase al final. La comida fue exquisita, en especial el pescado y la carne, sin desmerecer el postre (fresas con nata).

            Terminada la comida, Doña Patricia Villota y Don Jesús Boyano nos dirigieron unas palabras y al terminar, Don Bruno Caprile nos habló del origen de Femsa, a partir de un pequeño taller. Después tomó la palabra Don Javier González y, curiosamente, también habló del origen de Bosch, a partir de otro pequeño taller, aunque la dimensión que tomaron ambas fue muy distinta.

            A todos los asistentes se nos hizo un regalo de la huerta Ribereña: una caja de fresas y dos manojos de espárragos.

            A continuación vinieron unos momentos musicales, amenizados por una cantante del lugar que hizo las delicias de los asistentes, aunque las que más se animaron a bailar fueron las mujeres.

            Sobre las 20 horas nos sirvieron una recena, sentados a la mesa, aunque estaba prevista servirla de pie, ya que muchos camareros ya se habían marchado, pero llegamos a un acuerdo para que sirvieran en las mesas, aunque las bebidas tuvimos que ir a por ellas a la barra.

            Mi impresión es que el día fue muy completo y la celebración un éxito. Tengo que felicitar a Juan José Quintana que se ha hecho cargo de la coordinación del evento con mucho acierto y mucho esfuerzo.

                                                           Carlos Lara.