El Alto Alentejo Portugués y
La Región de los Templarios

6/12/2017

La Orden de los Templarios se estableció allí en el siglo XII con el fin de ayudar a los primeros reyes portugueses en la Reconquista cristiana y continuar con las Cruzadas. Su castillo, construido en Tomar en 1160, era, en aquel momento, el dispositivo militar más moderno y avanzado del reino y se inspiraba en las fortificaciones de Tierra Santa. Casi dos siglos después, en 1312, el papa Clemente V acabó con la orden, con la intención de poner fin a su fama y poder. Portugal es, probablemente, el único lugar de Europa donde los caballeros de la Orden del Temple lograron ponerse a salvo de sus perseguidores. Allí fundaron la Orden de los Caballeros de Cristo y dejaron buena muestra de sus edificaciones, castillos y fortalezas.

Primera visita Valencia de Alcántara en Cáceres fronteriza con Portugal y Badajoz, tiene rutas para ver dólmenes del Neolítico pero no hicimos este recorrido, visitamos el barrio gótico-judío y sus iglesias, declaradas conjunto histórico-artístico.

Si hacemos parte de la ruta de los templarios ya sabemos que tenemos que subir y bajar de los castillos o sus ruinas, especialmente meritoria fue la subida al castillo de Ourém al atardecer y con una espesa niebla, el guía portugués nos dijo que no había hecho nunca una visita en esas condiciones, no sabía que los viajeros del CIVE no se rinden, estábamos prácticamente solos creo que vimos 2 personas y la sensación era como estar en una película y pensar que iban a aparecer los fantasmas.

Al otro lado de la frontera nos encontramos con la fortaleza de Marvao, también  subimos a los castillos de Leiria, Tomar, Ourém, Almourol (situado en una pequeña isla en el Tajo, donde lógicamente llegamos en barquito), Castelo de Vide, ya de regreso y en la frontera con Cáceres

No solamente subimos a los castillos también paseamos por los pueblos. Importantes fueron las visitas al Monasterio de Santa María da Vitoria en Batalha por su perfección arquitectónica, la Abadía de Santa María de Alcobaça primer templo gótico erigido por el Cister en Portugal, Obidos una encantadora ciudad amurallada que nos recuerda la forma de un barco. El Convento de los Caballeros de Cristo en Tomar con sus ocho claustros y su ventana Manuelina, Constância, bonita villa residencia de Luis de Camões, Fátima, nombre que queda de la época en que los árabes estuvieron en la zona y que dio nombre al Santuario y a la Virgen, cuyas apariciones tuvieron lugar en esa población. Vimos el Océano Atlántico en Nazaré, antiguo pueblo de pescadores.

Laura Martínez Monserrat