BELÉN NAVIDEÑO EN EL ENTORNO DE SOTOSALBOS (16 de Diciembre de 2017)

         Como ya es tradicional en el CIVE, todos los años por estas fechas organizamos el tradicional Senderismo de Navidad y puesta de Belén Navideño en un entorno natural diferente, siendo esta vez en los alrededores del pueblo de Sotosalbos (Segovia).

         Este año participamos 130 personas, de los cuales 26 eran niños y niñas de entre 5 y 12 años.

         Salimos de la Fábrica a las 8,30 h. de la mañana en tres autocares con destino a Sotosalbos, haciendo una parada en el camino para desayunar en el pueblo de Guadarrama.

         Posteriormente continuamos viaje a nuestro destino hasta el bonito pueblo segoviano, todos bien pertrechados de mochila, buen calzado y, por supuesto, con el típico gorro de Navidad. Nos dirigimos a una zona adecuada, para que los más pequeños pusieran el Belén navideño y cantar algunos Villancicos acompañando a los mismos con la degustación de los típicos dulces navideños y brindando con sidra y zumos para los pequeños.

         En este punto, nos dividimos en dos grupos, los más preparados para realizar el tradicional senderismo de aproximadamente 6 km. por los montes de alrededor de Sotosalbos hasta dicho pueblo, donde ya estaban esperando dos autocares para llevarlos al Restaurante Magullo, en donde el otro grupo ya se encontraba, después de haber realizado una visita cultural al bonito y típico pueblo de Sotosalbos.

         Antes de comenzar la comida, Julia García y Juan Paunero nos dirigieron unas palabras muy emotivas, resaltando este encuentro, que por supuesto se ha de repetir todos los años.

         La comida fue de muy buena calidad y muy bien presentada.

         Después de la comida, hizo aparición el Rey Melchor acompañado de su paje, para hacer entrega a todos los niños y niñas allí presentes de los tradicionales regalos e igualmente al resto de asistentes.

         Hacer una mención muy especial a Julia, que cada año y en concreto en este día tan emotivo, se vuelca en la preparación y en que todo salga muy bien y lo consigue.

         Acabada la entrega de regalos para todos, hubo baile en la discoteca del restaurante, hasta aproximadamente las 8 de la tarde, regresando posteriormente a Madrid y dando por finalizado este día tan especial.

 

                                               Juan Paunero